Sábato recorre los caminos de Schopenhauer pero mantiene la esperanza

En la novela más importante del argentino Ernesto Sábato, Sobre héroes y tumbas (1961), se entreveran diferentes historias, narradores y puntos de vista en una organización compleja. El propósito de este artículo es describir esta estructura interna, de modo que los distintos elementos de la novela adquieran algo de coherencia.

A mi juicio, el tema principal de Sobre héroes y tumbas es el anhelo de regeneración del alma humana, tras haber conocido el mal absoluto. El núcleo central se halla en el “Informe sobre ciegos”, alegoría de la búsqueda del mal absoluto por Fernando Olmos. Este es el personaje central de la novela, el que determina la vida de los demás con su perseverante afán de alcanzar la perfección en la infamia.

Así pues, las tramas narrativas de Fernando, Martín y Lavalle presentan la misma estructura interna. Los tres anhelan penetrar en un mundo desconocido y peligroso que les destruirá física o moralmente; en los tres, el mal acaba siendo purificado de distintas maneras, como veremos.

Continue reading →

Los encargados

Este vídeo fue grabado en la madrugada del 14 de agosto de 2012 y presentado como pieza central de la exposición Los Encargados, una acción artística de Jorge Galindo (1965) y Santiago Sierra (1967), dos artistas que quisieron señalar de esta manera a los responsables de la situación límite española.

La aventura equinoccial de Lope de Aguirre

La aventura equinoccial de Lope de Aguirre de Ramón J. Sender es una de las grandes, y escasas, novelas que se han escrito sobre un episodio de la gran epopeya que fue la conquista española en América. Aparte de las crónicas de Indias, poco conocidas del público, nuestra literatura no nos ha familiarizado con aquellos hombres y sus hazañas, con aquellos tipos humanos, que deberían ser tan populares, al menos, como los americanos del Oeste en su lucha contra los indios.

Continue reading →

La “Generación Beatnik”, de la eterna juventud hacia la autodestrucción

KEROUAC 222

No vale la pena discutir acerca de si la llamada “Generación Beatnik” constituye realmente una generación, una “escuela”o un mero grupo de hombres más o menos amigos que en verdad tuvieron escasas conexiones literarias como para homologarlos bajo algún rótulo. No vale la pena porque cualquiera que los haya leído sabe que ninguno de las dos posturas es cierta; los Beatniks soportan dignamente la etiqueta de “Generación” por la cercanía cronológica de sus integrantes y especialmente por su juventud, pero no tienen ni por asomo entre esos mismos integrantes una comunidad férrea de estilo o ideología para considerarlos una escuela literaria. ¿Qué tiene que ver el lamento religioso y mortuorio de Big Sur de Kerouac con el humor corrosivo de los poemas de Corso, qué las novelas cut-up de Burroughs con el imperativo poema “Manifiesto populista” de Ferlinghetti?

Continue reading →

Tras una extenuante huida, Walter Benjamin se suicidó en Portbou hace 75 años

Los últimos meses de la vida de Walter Benjamin se pueden reconstruir sólo a partir de testimonios rarísimos. Huyendo de la llegada de los ejércitos alemanes, el filósofo y ensayista nacido en Berlín en 1892, logró llegar a Marsella, esperando obtener allí el visado que le permitiría viajar a Estados Unidos. En esta ciudad, se veía amenazado por las continuas redadas de la policía que detenía a toda persona en situación irregular. Numerosos emigrados se encontraron de este modo encarcelados, o rechazados fuera de la «zona libre». Benjamin debió vivir en Marsella con mucha frecuencia en la clandestinidad, como los personajes de la novela de Anna Seghers “Tránsito”, excelente obra que narra las crueldades de una burocracia implacable en la ciudad francesa durante aquellos años.

foto.pass.benjamin

Fotografía del pasaporte de Walter Benamin

Para todos los que no podían obtener la autorización de salida de Francia, el visado de tránsito hacia España que se concedía en Marsella, no era de ninguna utilidad y, como último recurso, no quedaba sino una huída por los Pirineos.

Continue reading →

Días tranquilos en Clichy: Henry Miller se une en París a Lawrence Durrell y Anaïs Nin

Henry Miller fue capaz de ofrecer una imagen indeleble de Nueva York, la ciudad donde creció y se formó, pero el hecho de establecerse luego en París le convirtió en un observador privilegiado de la vida en la capital francesa, y a través de las andanzas sexuales de dos amigos y compañeros

image

de piso, Joey (Miller) y Carl (Alfred Perlès), traza una espléndida imagen del París nocturno, prostibulario y sórdido de 1933, en su novela corta Días tranquilos en Clichy, compuesto por dos episodios.  Los escarceos de Carl con una menor, las tretas para no pagar los servicios a las prostitutas o los encuentros con personajes singulares van yuxtaponiéndose hasta convertirlos en un recorrido acelerado y sincopado por diversos y fascinantes espacios que Miller retrata perfectamente con las mínimas palabras. Con justicia se ha convertido en un clásico de la literatura erótica. Ésta es quizás la obra de mayor fuerza visual y trepidante ritmo de Miller, fue llevada al cine en dos ocasiones, en 1970 por Jens Jorgen Thorsen y en 1990 por Claude Chabrol, y es todo un referente de la novela erótica.

Continue reading →

Durrell convierte Alejandría en un personaje más de su “Cuarteto”

El pasado febrero, sin fastos ni celebraciones, se cumplió el 103 aniversario del nacimiento de Lawrence Durrell, el escritor británico cuya obra más conocida, el Cuarteto de Alejandría, le concedió un lugar privilegiado y merecido en la literatura universal.

Esta extensa narración está compuesta por una tetralogía de novelas que fueron publicadas, originalmente por separado, entre 1957 y 1960, obteniendo un gran éxito, tanto de crítica como de público. Presentan cuatro perspectivas diferentes de un mismo conjunto de personajes y acontecimientos que tienen lugar en Alejandría, Egipto, antes y durante la II Guerra Mundial.

En estas novelas, Lawrence Durrell investiga el amor en todas sus formas, y en ellas se mezclan pasajes de gran belleza con estudios sobre la corrupción y con una compleja investigación sensual.

Las novelas Justine (1957), Balthazar (1958), Mountolive (1958) y Clea (1960) que forman la tetralogía de Durrell son un despliegue de riquísimo y variado en cuanto a recursos lingüísticos, en el manejo de los personajes y las atmósferas, que la convierten en una obra de excelente y propositiva factura formal. “Como la literatura no nos ofrece Unidades, me he vuelto hacia la ciencia, para realizar una novela como un navío de cuatro puentes cuya forma se basa en el principio de la relatividad”, señala Durrell para explicar su aspiración de representar el espacio-tiempo en su novela.

Continue reading →

John Dos Passos escribe un fresco puntillista de la gente corriente de Manhattan

John Dos Passos, de origen portugués; seis pies de talla, desgarbado, miope, hizo sus estudios en la Universidad de Harvard. A poco de graduarse fue por primera vez a España. Luego, cuando los Estados Unidos entraron en la I Guerra Mundial, sirvió en el frente hasta que se firmó el armisticio.

image

Dos Passos (1896-1970), ha sido considerado como un escritor representativo de la llamada generación “perdida”, o “maldita”, cuyas novelas, amargas y profundamente impresionistas atacan la hipocresía y el materialismo de los Estados Unidos entre las dos guerras mundiales y tuvieron una honda influencia en varias generaciones de novelistas europeos y estadounidenses. John Roderigo Dos Passos nació en Chicago (Estados Unidos), el 14 de enero de 1896.

Dos Passos fue miembro de la denominada Generación Perdida, en donde también se incluyen autores como Ernest Hemingway o Francis Scott Fitzgerald. Su estilo se encuadra en el realismo de la Escuela de Chicago, en el cual se desmitifica el sueño americano desde una gradación expresionista y una tonalidad desilusionada y pesimista.

Tras publicar en 1919 una novela de carácter autobiográfico, La iniciación del hombre, el éxito, aunque modesto,  le llegó con su segundo libro, Tres soldados (1921). Mucha más repercusión tuvo  posteriormente  uno de sus títulos clave, Manhattan Transfer (1925). Además de las obras  citadas, sus novelas más significativas son El paralelo 42 (1930), 1919 (1932) y El gran dinero (1936), tríada de novelas que componen la llamada Trilogía USA. Tampoco son desdeñables Hombre joven a la aventura (1939), El número uno (1943) y El gran proyecto (1949), títulos estos últimos que integran también otra trilogía, la denominada Distrito de Columbia.

Continue reading →

Sánchez Robles inventa duros, lúcidos monólogos de seres derrotados por la realidad

El escritor Miguel Sánchez Robles, en una foto reciente.

Miguel Sánchez Robles es uno de los mejores escritores españoles actuales según el criterio de DEBEDEHABER, a pesar de que sus obras no han tenido aún el reconocimiento que hubieran debido por su original estilo, por su crudeza a ras de suelo y, especialmente, por su grado poético.

Sanchez Robles nació en Caravaca de la Cruz en 1957 y es profesor de Historia en el instituto Ginés Pérez Chirinos de aquella ciudad. La tristeza del barro, ganadora del premio Fray Luis de León, fue la primera gran novela que llegó a manos de lectores avezados, aunque, como sus otras obras, no ha tenido la difusión y presencia en las librerías que se habría podido esperar de su prosa minuciosa y triste, en la que el sarcasmo asoma por doquier.

La mayoría de sus libros están editados gracias a los numerosos premios literarios que ha ganado; de ellos, gran parte, son volúmenes de poesía: Desecación de la Alegría (2004),  Arder, haber ardido (2004),  Cuento cosas del huésped que me habita (2001) y Palabras para un tiempo sin respuesta (1999), entre otros.

A sus dos principales novelas –escritas bajo el radical impulso de su talento poético–, la primera ya citada como obra mayor y la segunda titulada Donde empieza la Nada, se ha unido recientemente una más, Corazones de cordero, novela con la que Sánchez Robles ganó en 2013 el Premio Internacional Javier Tomeo de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, editada por Ediciones Gens. Continue reading →

Las pintoras surrealistas destacaron por sí mismas

El surrealismo ha sido el movimiento de vanguardia que más mujeres aglutinó en sus filas y en el cual se desarrolló el cometido más complejo para las artistas. Proclamó la imagen de la mujer como ser espontáneo e intuitivo y apoyó su creatividad, todo ello dentro de un contexto social en el que las mujeres reivindicaban el derecho al trabajo y al voto.

Dorothea Tanning, "A little night Music" 1946

Dorothea Tanning, “A little night Music” 1946

Muchas mujeres se acercaron al surrealismo, entre las más conocidas Frida Kahlo, Remedios Varo, Leonora Carrington, Dorothea Tanning y Maruja Mallo,  atraídas por el hecho de que este movimiento fomentaba un arte en el que predominaba la realidad personal. En muchos casos tuvieron acceso al mismo debido a las relaciones personales con hombres del grupo, y no por un interés político o teórico. Las artistas quedaron siempre fuera del círculo de poetas y pintores que redactaron los manifiestos y formularon la teoría surrealista. André Breton era el portavoz y el que declaraba quién pertenecía o no al movimiento, y en sus declaraciones siempre los integrantes eran hombres.

Remedios Varo, "Carácter"

Remedios Varo, “Carácter”

Continue reading →

Recordando a César Vallejo en el 78 aniversario de su muerte

Era domingo por la tarde, del mes de marzo de 1938, cuando el poeta le dijo a su mujer, Georgette: “estoy cansado, voy a recostarme“. Y se recostó, y su mujer pudo apreciar que estaba fatigado, impresionantemente extenuado. La noticia de que el poeta estaba enfermo fue atrayendo a los amigos a su apartamento, y desfilaban frente a su cama preguntándole: “¿qué tienes?” “¿Te duele algo?” Sugiriéndole lo que debería hacer. Apuntando que habría que traer al médico tal. Dejando pasar erróneamente el tiempo, hasta que al fin alguien tomó una decisión y se acordó trasladarle a la clínica de cirugía Villa Aragó.

Continue reading →

Juan Benet antepone el estilo al argumento, en la novela

” Para llegar a Región hay que atravesar un elevado desierto y el viajero en un momento u otro conocerá el desaliento al sentir que cada paso hacia adelante no hace sino alejarlo un poco más de aquellas desconocidas montañas. Y un día tendrá que abandonar el propósito y demorar aquella remota decisión de escalar su cima más alta…o bien -tranquilo, sin desesperación, invadido de una suerte de indiferencia que no deja lugar a los reproches- dejará transcurrir su último atardecer, tumbado en la arena de cara al crepúsculo, contemplando cómo en el cielo desnudo esos hermosos, extraños y negros pájaros que han de acabar con él, evolucionan en altos círculos“. (Volverás a Región, fragmento)

6a00d8341bfb1653ef01157020239b970c-800wi

Calificado por sus propios compañeros escritores como uno de los más influyentes en la moderna novela española que aparece en los años 60 y 70 del siglo pasado, Juan Benet Goitia (Madrid 1927-1993), de profesión ingeniero de caminos, es, además de un gran estilista, alguien capaz de inventar un territorio, el de Región, donde transcurre una de su obras más conocidas, Volverás a Región. Con ello, logra emular a su admirado William Faulkner creador de Yoknapatawpha o a escritores en castellano, como Juan Carlos Onetti que inventa otro territorio, la ciudad de Santa María, como espacio de alguna de sus novelas.

Benet se encuentra entre los escritores más fervorosamente reivindicados por muchos novelistas actuales como una referencia obligada de la literatura española contemporánea y cuya obra ha tenido una influencia ampliamente reconocida en la evolución de la novelística moderna española, aunque  es cierto que otros escritores se han opuesto a sus juicios sobre la construcción y desarrollo de la novela como obra. Continue reading →

Hiperrealidad y simulacros según Jean Baudrillard

image

o

El profesor francés Jean Baudrillard (1929-2007), sociólogo, filósofo y escritor en una de las etapas más vivas del vertiginoso desarrollo tecnológico y de las telecomunicaciones —las décadas de los 80 y 90—, ha publicado una extensa obra ensayística y crítica de la actual sociedad en la que, entre otros conceptos, supo descifrar con notable clarividencia los mecanismos por los cuales el simulacro y la simulación se convirtieron en los verdaderos filtros de la realidad, la cual a su vez, por esta causa, experimentó un proceso de potenciación que la elevó a la cualidad de “hiperrealidad”, al parecer, un estadio inevitable en la tendencia ideologizante del sistema económico en el cual vivimos.

Continue reading →

El clasicismo de los poemas de Pierre Louÿs frente al erotismo explícito de sus novelas

Reconocido por un estilo refinado y una sensualidad pagana, Pierre Louÿs es autor de una obra caracterizada por una moral alternativa que podría incomodar inclusive a algunas de las conciencias libertinas del siglo XXI. Su obra puede ser una linterna para explorar el lado más oscuro de la sexualidad.

Ilustración de Georges Barbier para Bilitis

Ilustración de Georges Barbier para Bilitis

Literato, escritor, poeta, crítico, lingüista, esteta, dandy o fotógrafo, Louÿs era además amigo, entre otros, de Debussy, Mallarmé o Apollinaire. Los estudiosos colocan su Manual de urbanidad para jovencitas (verdadero extracto civilizador) y su novela Trois filles de leur mère (inédita en español), como sus obras cúspides y sediciosas. Óscar Wilde apuntó sobre él: “es demasiado bello para ser un hombre, que se cuide de los dioses”. Continue reading →

Gide se disculpa con Marcel Proust por haber rechazado “À la recherche…”

A finales de 1912, Marcel Proust ha terminado À la Recherche du Temps Perdu —dos manuscritos de 550 páginas— y comienza  a buscar un editor. Recibe respuestas negativas de Le Mercure de France y Fasquelle, de modo que envía el manuscrito a su admirada La Nouvelle Revue Française (NRF).

Retrato de Mme. Georges Bizet, nacida Geneviève Halévy, por Delaunay (1878). Ella inspiró parcialmente el personaje de Odette.

El comité de lectura de ésta se reúne y discute el manuscrito propuesto. Alguien corta el debate con la siguiente frase: «C’est plein de duchesses, ce n’est pas pour nous». Por el peso de su autoridad en la NRF  y por el texto de una carta que dirigió a Proust, cuyo texto publicamos a continuación, es a André Gide a quien se atribuye la monumental equivocación.

Continue reading →