Hilda Hilst, poeta en una sociedad obscena

“Cuando tierra y flores
sienta yo sobre mi cuerpo,
me gustaría tener a mi lado tus manos,
para guardar después mis ojos dentro de ellas.”

 

Hilda Hilst es una de los protagonistas fundamentales del paisaje literario brasileño y de la lengua portuguesa del siglo XX. Con más de cuarenta libros escritos en verso, prosa poética, dramaturgia y crónica, publicados entre 1950 y 2000, Hilda Hilst es una poeta consciente de sus acciones y palabras, lúcida, culta, con fervoroso amor por la originalidad, toda su obra registra un intenso trabajo del lenguaje y de musicalidad, un imaginario poético donde cuestionamientos metafísicos se mezclan con sucesos de su cotidiano.

Sigue leyendo “Hilda Hilst, poeta en una sociedad obscena”

Recordando a César Vallejo en el 78 aniversario de su muerte

Era domingo por la tarde, del mes de marzo de 1938, cuando el poeta le dijo a su mujer, Georgette: “estoy cansado, voy a recostarme“. Y se recostó, y su mujer pudo apreciar que estaba fatigado, impresionantemente extenuado. La noticia de que el poeta estaba enfermo fue atrayendo a los amigos a su apartamento, y desfilaban frente a su cama preguntándole: “¿qué tienes?” “¿Te duele algo?” Sugiriéndole lo que debería hacer. Apuntando que habría que traer al médico tal. Dejando pasar erróneamente el tiempo, hasta que al fin alguien tomó una decisión y se acordó trasladarle a la clínica de cirugía Villa Aragó.

Sigue leyendo “Recordando a César Vallejo en el 78 aniversario de su muerte”

Nicanor Parra cumple 100 años junto a una gran exposición de su obra en Santiago de Chile

El  5 de septiembre del año pasado, Nicanor Parra, reconocido poeta, creador de la antipoesía, premio de Literatura Miguel de Cervantes 2012 y profesor de física, ha cumplido 100 años. En el marco de su aniversario, la Universidad Diego Portales de Santiago de Chile inaugura “Voy & Vuelvo”, una muestra que despliega la vida de Parra y su camino para llegar a la antipoesía.

image

Desde hace unas semanas y hasta el siete de diciembre estará disponible “Voy & Vuelvo”, Obras públicas de Nicanor Parra. Una muestra que recopila el trabajo de más de medio siglo del antipoeta y que organiza la Universidad Diego Portales en la biblioteca que lleva su nombre.

ARTEFACTOS

La exhibición contempla algunos de los trabajos más representativos del poeta chileno que se convierte en centenario. En la muestra se han dispuesto, con modernos criterios y gran sentido de la estética y del impacto visual más vanguardista, una selección de Artefactos y Trabajos prácticos de pequeño y gran formato, como “Las tres calaveras de Colón”, “La mamadera mortífera”; y “U.S.A Donde la libertad es una estatua”, entre algunas de las creadas por Parra a lo largo de su vida. Y, además,  el trabajo práctico de la Maestranza, que consta de máquinas de coser y una cortina que está hecha con pedazos de género, en donde Parra habla de su madre como inspiración de su antipoesía.

Sigue leyendo “Nicanor Parra cumple 100 años junto a una gran exposición de su obra en Santiago de Chile”

Geoffrey Chaucer, el Cuento del Molinero y la forja de la primitiva lengua inglesa

Geoffrey Chaucer no solamente inicia una gran tradición poética; crea, además, un idioma. Es el primer poeta de importancia que escribe en el rudo dialecto que se habla a mediados del siglo XIV en Londres, llamado a veces London English y otras The King’s English. Al hacerlo refina su vocabulario, suaviza su resonancia y lo transforma en uno de los idiomas más musicales y flexibles del mundo occidental.

Ilustración de Percy MacKaye para The Canterbury Tales. Nueva York, 1914
Ilustración de Percy MacKaye para The Canterbury Tales. Nueva York, 1914

El italiano –con Petrarca, Cavalcanti y Dante– vierte su mejor poesía en la etapa inicial de su desarrollo; el inglés da uno de sus más grandes poetas con Chaucer cuando se encuentra en un estado aún más primitivo, pero sólo uno, ya que después de la muerte del autor de Los Cuentos de Canterbury la poesía inglesa decae y no revive hasta los días de Marlowe, Jonson, Shakespeare y John Donne. Pero tras su recuperación en la época Isabelina no conoce momento débil, por lo cual Inglaterra cuenta ahora con la tradición más larga y consistente de todos los países de Europa.

Los pueblos de habla española no han podido aún juzgar los méritos de Geoffrey Chaucer como poeta a causa de que se la ha traducido en prosa, como si fuese un simple cuentista. Más aún, no se ha respetado en ellas la robustez de su vocabulario o el vigor demótico de sus expresiones. Se le ha expurgado y destruido su sonoridad hasta el extremo de que en castellano parece apenas un narrador de menor cuantía. Sus traductores deben haberle considerado vulgar en exceso, sucio y rudo. Lo cierto es que así fue gran parte de la mejor poesía y prosa medieval. Si la crudeza es inadmisible en Chaucer habría entonces que quitársela a El libro del buen amor, a La Celestina y aún al Quijote, sin mencionar obras de otros idiomas como las de Bocaccio y Rabelais. En la obra de Chaucer, como en la de Rabelais, hay una crudeza robusta y directa, una vulgaridad abierta y descarada; pero no una pornografía insinuante, decadente y enfermiza. No se les puede tocar porque en ellas está no solamente el ingenio sino también mucho del vigor metafórico y del humorismo.

Sigue leyendo “Geoffrey Chaucer, el Cuento del Molinero y la forja de la primitiva lengua inglesa”

Para que conste donde convenga

bukowski.400

joan josep camacho grau

A Ray & Tess,
por sobrevivir en el ojo del huracán.

La realidad nos habla.
PIER PAOLO PASOLINI

EL FILÓSOFO

Viejo y gastado
el mundo sigue su curso
a lomos de la nada
hacia la mismísima nada.
Y esta aseveración
del todo intrascendental
debido a la gravedad de la misma
conduce al límite de todo…
Nos dijo el camarero
mientras
abandonaba las cervezas
encima de la mesa
y se alejaba
dando tumbos.
No volvimos a aquel bar.
Nunca más.

LA VIDA A TRAVÉS DEL HUMO

Ese primer
cigarillo ineludible
de las 7:30 a.m.
antes del tajo.
Esos dos o tres pitis
a quemarropa
durante la hora
del patio.
Ese cigarro
a escondidas
en el lavabo
de los tíos.
Ese pitillo austero
con el café
después de comer
en el balcón.
Esa media cajetilla
imaginaria
mientras escribo
este texto.
Ese havano
y una copa de ron
en la playa
durante un sueño.
Y el puto despertador
que vuelve a sonar
a las 7 a.m. en punto
entre la tos y el esputo.

DE ALQUILER

El apartamento
era como el talego:
Puerta blindada,
rejas en las ventanas,
basura por doquier,
paredes desconchadas,
y colgando de un clavo
un calendario del año 1999
con los días tachados
con un rotulador rojo.
Cogí una lata de cerveza
de la bolsa del súper,
le pegué un sorbo
largo y tendido
y esperé la condicional.

CAYENDO DE PIE

Eres una puta histérica,
le dije mientras
me llevaba la mano
al agujero del cráneo
que esputaba sangre
a borbotones
y me desplomaba
como un cerdo
a los pies del matarife.

MALA PUNTERÍA

Apuro el cigarrillo
asomado al balcón
y lanzo la colilla
contra el mundo
a ver si cala
mi rastro inmundo
a parte de los poemas.

CAZALLA

Una voz interior
ascendía desde
el fondo del vaso:
Más te vale
que pagues la cuenta
y te largues a casa
antes de que vuelvas
a joderla otra vez.
Y pedí otra ronda
no sin esbozar
una fina sonrisa.

SUNRISE

Un par de gatos se encaraman
en lo alto de un muro derruido
a la espera del primer tren matinal
mientras cierran a cal y canto
el último local de la ciudad
y amanece como si Dios
derramara su vómito translúcido
sobre el asfalto de las calles
con los números de serie raspados
e inertes como un cadáver sin identificar.

Chirona, 17-18 II 07

Dos poemas de Pier Paolo Pasolini

ppp600No pocas veces hemos oído aplicar a la totalidad de la obra de Pasolini el calificativo de poética. En principio el término parece ajustarse a la realidad, pues además de darse en él lo que comúnmente solemos reconocer como un poeta –es decir, un autor que escribe en verso–, toda su obra tiene esa carga, emocionada, deslumbradora, enraizada en los problemas más graves de la existencia, bajo la que, de la forma más amplia posible, debemos encuadrar al fenómeno de la creación poética y al Arte en general. La personalidad y la obra de Pasolini –de cuya dramática muerte se van a cumplir 38 años– nos ponen, por ello, ante un creador total, frente a un autor que además de practicar todos los géneros literarios –poesía, novela, teatro, periodismo–, no ignora otras formas del arte, como la pintura o el cine. Dentro de esta última faceta, tal vez la más conocida por el gran público de habla española, su trayectoria fue especialmente genial y variada.

La obra poética de Pasolini, sorprendentemente, es más conocida en inglés que en castellano. Pocos la han traducido a nuestra lengua, pocos la han traducido bien. Estos son dos pequeños intentos del crítico y profesor José Miguel Oviedo, ayudado por Kuroki Riva. Fragmento de una carta al joven Codignola pertenece al libro “Poesia in forma di rosa” (1964); Uno de tantos epílogos forma parte de “Trassumanar e organizzar” (1971). Que sepamos, esta es su primera versión al castellano.

Sigue leyendo “Dos poemas de Pier Paolo Pasolini”

El ardor sutil, una aproximación a la poesía arábigoandaluza

russafi

¿Es que alguien ha pronunciado el nombre de Balansiya?
Amigos míos: deteneos conmigo y
hablemos de ella
pues su recuerdo es como el frescor del agua
en las entrañas ardientes
porque en ella el sol juguetea
con el río y la al-Buhayra.

Al-Rusafi 

Cabe al menos deducir de la publicación en los últimos años de varios diwanes de poetas hispanoárabes que nos hallamos tal vez ante un renacimiento del interés por la lírica arábigoandaluza. A la edición de los poemas de al-Mutamid, el exiliado de Agmat, cuya tumba, como señala Gabrieli, se tornó un símbolo de los más bellos tiempos de Andalucía. A la breve antología de Ibn Zaydun; y a la edición, señalémoslo también, de la poesía secular del judío Ibn Gabirol, viene a añadirse ahora el diván de Muhammad Ben Galib Abu Abd Allah al-Rusafi, de la al-Ruzafa de Valencia, que son unos jardines en el exterior de esta ciudad, según apunta Ibn Said, puestos en castellano, suponemos que correctamente, por Teresa Garulo, quien dedica su trabajo a Fernando de la Granja, traductor de aquellas inolvidables Maqamas y risalas andaluzas.

Y si respecto a este interés difuso, que sospechamos en aumento –como parecen probar la reedición de las memorias del último rey zirí granadino traducidas por García Gómez y Lévi-Provençal, y la publicación en castellano del clásico e indispensable estudio de Henri Pérès La poésie andalouse en arabe classique au XI siècle– cabe hablar de renacimiento, no es por otro motivo, sino porque el nacimiento por excelencia del interés hacia la lírica hispanoárabe fue aquél producido tras la aparición en 1930 de los Poemas arábigoandaluces, de Emilio García Gómez, ciento doce fragmentos escogidos en su mayoría del Libro de las Banderas de los Campeones del citado Ibn Said; librito que deslumbró a Ortega, prologuista más tarde de El Collar de la paloma, de Ibn Hazm, a Juan Ramón Jiménez, y en general a toda la Generación del 27, y a García Lorca en particular, cuyo Diván del Tamarit echa allí sus raíces.

Sigue leyendo “El ardor sutil, una aproximación a la poesía arábigoandaluza”

Dos poemas de Nicanor Parra

npo

LO QUE YO NECESITO URGENTEMENTE

es una María Kodama
que se haga cargo de la biblioteca

alguien que quiera fotografiarse conmigo
para pasar a la posteridad

una mujer de sexo femenino
sueño dorado de todo gran creador

es decir una rubia despampanante
que no le tenga asco a las arrugas
en lo posible de primera mano
cero kilómetro para ser + preciso

o en su defecto una mulata de fuego
no sé si me explico:
honor y gloria a los veteranos del 69!
con una viuda joven en el horizonte
el tiempo no transcurre
¡se resolvieron todos los problemas!
el ataúd se ve color de rosa
hasta los dolores de guata
provocados x los académicos de Estocolmo
desaparecen como x encanto

de Poemas para combatir la calvicie. Antología. (Santiago, 6ªed., Fondo de Cultura Económica, 1998)

EL HOMBRE IMAGINARIO

Erich Fried. Intervención en la vida

efried

El último poema del libro de Erich Fried Amor, duelo, contradicciones –“En lugar de un postfacio” –, dice así: “También lo que escribí/ contra la vida/ está escrito a favor de la vida /También lo que escribí/ a favor de la muerte/ está escrito contra la muerte”. Si alguien leyó, y no olvidó, Toques a rebatoCien poemas apátridas o Ejercicios preparatorios para un milagro, acaso lo mejor que puede hacer es empezar a leer esta antología poética (de cuya selección y traducción se hizo cargo Jorge Riechmann) por este poema o por “En el tiempo de los por nacer (25 años después de la muerte de Brecht)”. Se dará cuenta entonces, inmediatamente, que Fried no perdió nunca ni un punto –ni un átomo siquiera– de su admirable perspectiva irónico-poética, y que incluso ganó más de una arista. Si por edad o por inadvertencia no se conocen, en estos patrióticos tiempos, sus poemas apátridas, tal vez se debiera empezar la lectura por esta dialéctica declaración de intenciones: “Quien/ de un poema/ espera su salvación/ haría mejor/ en aprender/a leer poemas./ Quien/ de un poema/ no espera salvación ninguna/ haría mejor/ en aprender/a leer poemas”.

Sigue leyendo “Erich Fried. Intervención en la vida”

Nicanor Parra. Cambios de Nombre

DON.nica

A los amantes de las bellas letras
Hago llegar mis mejores deseos
Voy a cambiar de nombre a algunas cosas.

Mi posición es ésta:
El poeta no cumple su palabra
Si no cambia los nombres de las cosas.

¿Con qué razón el sol
Ha de seguir llamándose sol?
¡Pido que se llame Micifuz
El de las botas de cuarenta leguas!

¿Mis zapatos parecen ataúdes?
Sepan que desde hoy en adelante
Los zapatos se llaman ataúdes.
Comuníquese, anótese y publíquese
Que los zapatos han cambiado de nombre:
Desde ahora se llaman ataúdes.

Bueno, la noche es larga
Todo poeta que se estime a sí mismo
Debe tener su propio diccionario
Y antes que se me olvide
Al propio dios hay que cambiarle nombre
Que cada cual lo llame como quiera:
Ese es un problema personal.

Nicanor Parra