Un cantante desconocido y muerto…hasta ahora

La película sobre la resurrección de Sixto Rodriguez como cantante, cuya actividad había abandonado durante años, fue un trabajo personal del periodista sueco Malik Bendjelloul, desgraciadamente muerto hace tres años. A pesar de todas las dificultades, sobre todo de tipo económico, su empeño y perseverancia en el proyecto de rescatar la figura de Sixto Rodriguez  le permitió llevarlo a término y poco después, en 2013, su película conseguiría el Oscar al Mejor Documental.

 

A finales de 1960, un misterioso músico fue descubierto en un bar de Detroit por dos productores que quedaron prendados de sus melodías conmovedoras y de sus letras proféticas. Grabaron dos discos que ellos creían que situarían al artista como uno de los más grandes de su generación. Sin embargo, el éxito nunca llegó. De hecho, el cantante desapareció en la oscuridad en medio de rumores sobre su horripilante suicidio encima del escenario.

Mientras la figura del artista se perdía en el olvido, uno de sus vinilos llegó a la Sudáfrica del Apartheid, multiplicándose por todo el país en grabaciones piratas, y durante las dos siguientes décadas Rodríguez se fue convirtiendo en un fenómeno, en un icono de la libertad y el “anti-establishment”. Mucho tiempo después, dos fans sudafricanos se empeñaron en averiguar qué pasó realmente con su héroe. Su investigación los condujo a una historia aún más extraordinaria sobre el mito del artista conocido como “Rodríguez”. Esta es una película sobre la esperanza, la inspiración y el poder de la música.

 

Para ver la película Searching for Sugar Man  pincha aquí/1 y aquí/2