Haroldo Conti infunde en “Sudeste” el pálpito del gran delta del río Paraná

A medio camino entre lo cartográfico y lo mitológico, la novela de Haroldo Conti Sudeste es el relato del viaje fluvial de su protagonista. El viaje es un itinerario existencial en busca de la utopía, entre lo local y lo universal, entre la voluntad documental y el impulso poético de un texto intenso e indagatorio, un texto de engañosa facilidad, lleno de zonas oscuras –como el paisaje, como el personaje-, de despliegues metafóricos – el más evidente la equiparación del río con el fluir de la vida- y de cargas de profundidad en su corriente insondable.

Documental y lírica, local y universal, realista y utópica, la primera novela de Haroldo Conti tiene una sorprendente fuerza y está basada en la minuciosidad del relato hasta el extremo de transmitir lo verdadero.

Entre el Pajarito y el río abierto, curvándose bruscamente hacia el norte, primero más y más angosto, casi hasta la mitad, luego abriéndose y contorneándose suavemente hasta la desembocadura, serpea, oculto en las primeras islas, el arroyo Anguilas. Después de la última curva, el río abierto aparece de pronto, rizado por el viento. A pesar de su inmensidad, allí las aguas son muy poco profundas. Desde la desembocadura del San Antonio hasta la desembocadura del Luján es todo un banco. El Anguilas vuelca en la mitad de ese banco, entre una llanura de juncos. Según se mire, el paraje resulta desolado y en un día gris de mucho viento, sobrecoge a cualquiera.

A partir de este preciso arranque cuyo último sentido se entiende después de leer la novela, el enigma del paisaje, las crecidas y las bajantes del Paraná, sus corrientes rápidas se compenetran con unos personajes que forman parte del aquel particular territorio profundamente diverso que abarca el inmenso delta del río Paraná.

Su morosidad en el tratamiento del tiempo es un reflejo de la lentitud fluvial del viaje a través del paisaje del Delta del Paraná.

El río, las islas, el viento, el barro, los botes, las lanchas, el barco, el transcurso casi imperceptible del invierno y del verano, las horas muertas como los peces moribundos, y la pasividad de los seres; toda esa quietud que rodea y contiene la vida, admite apenas un leve movimiento de tiempo que se repite, que no surca, que no avanza, pero que deja huellas. 

conti portada.jpg

LA OBRA DE HAROLDO CONTI

La obra literaria de Haroldo Conti, que reconoce como fuentes las novelas de Conrad, Stevenson, y en otro plano, las de Faulkner y Pavese, tiene sin embargo una gran originalidad y una gran fuerza, y es de gran importancia para la literatura argentina y latinoamericana. Para los conocedores de su obra, todo lo escrito por Conti se caracteriza, además, por su homogeneidad y su considerable densidad.

Su producción literaria comprende desde una de las mejores novelas argentinas como Sudeste (1962), pasando por los cuentos de Con otra gente (1972), la novelas Alrededor de la jaula (1967) y En vida (que recibió el premio Barral, fallado por primera vez, en mayo de 1971) y los relatos de La balada del Alamo Carolina (1975), hasta la novela Mascaró el cazador americano, Premio Casa de las Américas en 1975. No pudo escribir más. El 5 de mayo de 1976, el escritor Haroldo Conti fue secuestrado por la Junta Militar de Argentina y hecho desaparecer. Aún hoy no se ha conseguido obtener ninguna noticia fidedigna de su paradero.

En su literatura, como  se advierte ya en las primeras páginas de la novela Sudeste, el moroso desenvolvimiento de sus personajes en la acción, la humildad del tono, su anunciada falta de originalidad y de grandeza temática en historias que, como destaca En vida, “no significan un carajo para nadie, (son) un montoncito de verdadera tristeza”, muestran un modo muy especial de aproximación a la materia narrativa.

Una insatisfacción que acompaña las idas y vueltas de héroes cuyas vidas no son heroicas, ni ejemplares, ni típicas, ni siquiera importantes: hombres que no tienen nada que contar, como no sea la historia de algún otro; tipos que pueden cruzar la calle o no, torcer para cualquier lado; gente que “va y viene en un tiempo que jamás se consume”.Es un tiempo casi sin presente, que sólo vive desde el futuro de la memoria. Para Conti es desde la memoria de dónde mana el presente.

El escritor Haroldo Conti

El escritor Haroldo Conti

Es esta narrativa esencialista la que siempre me conmovió -dice el profesor y escritor argentino Mario Goloboff-, esa monotonía, esa persecución de lo fundamental, del ser y no del tener: los seres despojados de todo (el Oreste de En vida; igualmente, Milo y el viejo, en Alrededor de la jaula), personas que están frente a la naturaleza y al mundo y a las cosas y a los otros seres como desnudos, como desapropiados.

Una escritura sin duda también desapropiada, pobre, con la riqueza de lo pobre, de lo trabajado hasta pelarlo, para quitarle todo lo accesorio y dejar sólo lo sustantivo, lo inmanente.

No parece absurdo pensar que una litaratura tan radical buscó las respuestas, quizá cerrando la parábola, en un libro como , la última novela del escritor, tan premonitoria inclusive de su propio destino. Aquí, en esta fantasía donde los mascarones ya no son sólo máscaras sino proas y guías, la inmersión en un sueño que se quiere colectivo parece anunciar el movimiento de recuperación, aquel por el cual la palabra sería de todos. DBD

(Pié de foto 1:  Una lancha almacenera navega por el río Paraná).

Fuentes principales: Santos Domínguez
Mario Goloboff

10 Comments

  1. Qué tal, compañeros y amigos Renegau, Tusset y Strum.
    Les agradecemos muy sinceramente su visita a este blog y los interesantes comentarios que nos han dejado. Es una suerte que existan personas tan amables, sensibles y atentas como ustedes. Un fraternal abrazo!

    Me gusta

  2. El próximo 5 de mayo se cumplirán 40 años de la desaparición de Haroldo Conti… Aquella noche de 1976 unos diez hombres fuertemente armados, pertenecientes al Batallón 601 del Ejército Argentino, penetraron violentamente en el domicilio del escritor anestesiando a los niños que dormían, encapuchando a Marta Scavac, la mujer de Conti, destrozando libros, documentos y fotografías, saqueando todo lo que pudiese ser vendido y llevándose a Haroldo y a un compañero que estaba ocultándose en la casa de la calle Fitz Roy, ésa que luego fuera vendida con un poder falso y que la familia Conti no pudo recuperar jamás. En los días anteriores al criminal secuestro, Haroldo había colocado en su escritorio, un cartel escrito en latín que decía: “Hic meus locus pugnare est et hinc non me removebunt” (“Este es mi lugar de combate y de aquí no me moverán”)

    Conti era un humanista. Y tal vez ese hecho fue lo que más tentó a los genocidas, que aquella fatídica noche de mayo se lo llevaron para luego de largas torturas, asesinarlo, asesinando así a la belleza.

    Me gusta

  3. Quisiera informar a los lectores de su excelente blog –especialmente a aquellos que residan en Barcelona– que a las 19.30h del próximo sábado, 26 de marzo, se proyectará en la Casa Amèrica Catalunya. c/ Còrsega 299, la película ‘Haroldo Conti, Homo Viator’, dirigida por Miguel Mato y protagonizada por Darío Grandinetti. Un film sobre la vida del escritor, periodista y maestro rural secuestrado y desaparecido en 1976 por la dictadura militar argentina. Esta obra se proyecta en el marco del ciclo ‘Cartografías de la violencia’, sobre el ejercicio de la literatura en un entorno carente de libertades. Los escritores Antonio Tello y Matías Néspolo hablarán sobre ‘Antonio Di Benedetto y Haroldo Conti. Escritura, prisión y asesinato en la Argentina de los generales ‘. Los escritores Di Benedetto y Conti fueron perseguidos por la dictadura militar de 1976-1983. Conti continúa desaparecido mientras Di Benedetto fue repetidamente torturado durante su detención.

    Un saludo cordial

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s