Friedrich Hundertwasser, la belleza orgánica

HUNDERT 333

Considerado, junto a Klimt y Kokoschka, como uno de los artistas austríacos más conocidos y posiblemente el más polémico, Friedrich Hundertwasser (Viena, 1928-2000) desarrolló su obra en múltiples campos, entre los que destaca el arte en la arquitectura, la decoración,  el diseño y, por supuesto, la pintura, donde se expresa mediante colores vivos delimitados por un dibujo de trazo grueso y de líneas sinuosas, con influencias de Gustav Klimt y Paul Klee y que ha tenido una considerable difusión gracias a su calidad decorativa.

Su reputación internacional quedó sólidamente establecida a finales de los años sesenta, tras una carrera trepidante que comenzó con una estancia decisiva en París, a la que seguirá una serie continua de exposiciones, de discursos/manifiestos y de happenings-performances y se consolidó definitivamente cuando sus obras dieron la vuelta al mundo por los museos de los cinco continentes en una manifestación de carácter mundial que su representante, Joram Harel, organizó de manera magistral, con el lema: «Austria presenta a Hundertwasser en los cinco continentes». La exposición recorrió el mundo de 1975 a 1983.

hundert 06

Hundertwasser se dedicó a la arquitectura a través de las artes aplicadas y del rediseño de fachadas, basándose en el color y la ornamentación, lo cual constituye un ámbito fundamental de su obra artística y posiblemente el más admirado. Actualmente el artista vienés es muy conocido por sus diseños arquitectónicos revolucionarios, que suelen incorporar características de los paisajes naturales, mediante el uso de formas irregulares en los diseños de sus edificios. Quizás sea Gaudí el más célebre maestro de la arquitectura orgánica.

Sin embargo, el austriaco Friedensreich Hundertwasser es otra figura digna de mencionarse. Su legado incluye más de 35 obras arquitectónicas verdaderamente novedosas y revolucionarias.

hundert 09

Amante de lo transgresor, Hundertwasser incorporaba en sus diseños características del paisaje mediante formas irregulares y ondulantes intentando fusionar la arquitectura y vanguardia artística.

Entre sus obras más famosas están Hundertwasserhaus (Casa Hundertwasser), en Viena, y la Hundertwasser-Bahnhof (Estación de tren Hundertwasser), en Uelzen, Alemania.

 

Hundertwasser-Paintings-1978-song-of-the-whales-detail-2

 

Dos aforismos pueden servir de acercamiento al pensamiento de Hundertwasser. El primero, “la belleza es una panacea”, es decir, la belleza es un remedio o solución para arreglarlo todo. Y el segundo, “el arte por el arte es una aberración, la arquitectura por la arquitectura es un crimen”; ambas sentencias podrían dar la medida de su regla estética.

 

 

6 thoughts on “Friedrich Hundertwasser, la belleza orgánica

  1. En el ámbito de la arquitectura y del urbanismo, se puede afirmar que desde 1972 –y durante un periodo de más o menos 15 años– Hundertwasser pensó en todo: desde la casa del hombre feliz hasta el palacio del cuento de hadas para el reciclaje de basuras, desde la iglesia de sus sueños (templo del humanismo ecuménico), hasta la parada de taxis o el restaurante de carretera; desde la autopista naturista en semi-túnel frondoso hasta los aseos públicos; desde el hotel o el hospital al centro termal o museo, sin olvidar el rediseño de relojes, de automóviles, de aviones y de barcos… Todo lo que, en definitiva, pudiera invitar a viajar a los espacios dispensadores de felicidad que merece la pena amar.
    Gracias por recordar a este gran humanista y artista del siglo XX.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s