Nick Adams, el ‘alter ego’ de Ernest Hemingway

No tengo dudas al respecto: la cuestión del alter ego es una de las más irritantes para los críticos literarios estamentales. A mí por lo menos me basta con eso para interesarme por ella.
No resulta problemático entender la urticaria crítica frente al asunto: se sabe que los teóricos pretenden extirpar de la “literaturidad” cualquier maleza que la contamine en tanto objeto de estudio, especialmente al autor. De allí que la noción de alter ego quede reducida a una nota de color pocas veces admisible o directamente sea desestimada.
El ego, cualquiera lo sabe, es el punto arquimédico del pensamiento moderno; desde Descartes el ego es la piedra basal desde el cual el hombre puede reconstruir el mundo con certeza. En pocas palabras, el ego es lo único de lo que el hombre puede estar seguro.

Sigue leyendo “Nick Adams, el ‘alter ego’ de Ernest Hemingway”

Los antihéroes de Rubem Fonseca

“Mis pasiones duran poco, pero son fulminantes” (RUBEM FONSECA)

La gran aceptación de la obra de Fonseca es indiscutible no sólo en el ámbito del idioma portugués, sino también en el de otras lenguas, como revelan las numerosas traducciones que se han hecho de sus cuentos y novelas. Una amplia obra literaria que ha contribuido decisivamente a la renovación de la prosa narrativa brasileña, caracterizada por una manera de contar que aprovecha y reelabora formas provenientes de la literatura popular como la novela negra, y también las de la novela política, la social, la existencial y la erótica. Su mundo está poblado de personajes –auténticos antihéroes– extraídos de la realidad más sórdida, aunque tratados con una compasión y un humor exquisitos. En el  siguiente artículo –publicado originalmente en la revista “Letras Libres”– Javier Aparicio Maydeu, profesor universitario  y prestigioso crítico literario, nos acerca a la magistral obra del autor brasileño.

Sigue leyendo “Los antihéroes de Rubem Fonseca”

El corazón de las tinieblas permanece en el río Congo de Conrad

Posiblemente es ésta, El corazón de las tinieblas, de entre las muchas novelas de Joseph Conrad (nacido Józef Konrad Korzeniowski, en Berdyczów, Polonia, el 3 de diciembre de 1857) la que produce una mayor conmoción al ser leída.

Considerada como uno de los grandes clásicos de la literatura escrita sobre el mar y sus innúmeros avatares, su eje central es un desasosegante viaje por el río Congo a finales del siglo XIX. Conrad destaca en aquella época, con precisión y hondura a través de sus personajes, las terribles consecuencias inhumanas que tuvo la conquista colonial de África por las principales potencias europeas, que se la disputaban a sangre y fuego por sus riquezas.

Sigue leyendo “El corazón de las tinieblas permanece en el río Congo de Conrad”

No lees el “Ulises” de Joyce porque no quieres

Marco Antonio de la Parra (otoño de 1996)

En un fin de siglo que parece desacreditar la experimentación de las vanguardias, sobre todo en el terreno de la novela, este ensayo propone la lectura o relectura de Ulises —desgastado por la proliferación de bibliografía analítica y por la fama— para rescatar su valor literario supremo, su vastísima influencia en la novelística posterior y su infinitud de logradas audacias formales, de hallazgos estéticos, sicológicos, lingüísticos, y de motivos de placer para los lectores.

Sigue leyendo “No lees el “Ulises” de Joyce porque no quieres”

Haroldo Conti infunde en su novela “Sudeste” el pálpito del gran delta del río Paraná

A medio camino entre lo cartográfico y lo mitológico,  Sudeste es el relato del viaje fluvial de su protagonista. El viaje es un itinerario existencial en busca de la utopía, entre lo local y lo universal, entre la voluntad documental y el impulso poético de un texto intenso e indagatorio, un texto de engañosa facilidad, lleno de zonas oscuras –como el paisaje, como el personaje-, de despliegues metafóricos – el más evidente la equiparación del río con el fluir de la vida- y de cargas de profundidad en su corriente insondable.

Documental y lírica, local y universal, realista y utópica, la primera novela de Haroldo Conti tiene una sorprendente fuerza y está basada en la minuciosidad del relato hasta el extremo de transmitir lo verdadero.

Sigue leyendo “Haroldo Conti infunde en su novela “Sudeste” el pálpito del gran delta del río Paraná”

Pier Paolo Pasolini o el sombrío discurso de la perversión

Yo empezaría diciendo que Pasolini no era un provocador, es decir, alguien que sin arriesgar nada se limitaba a hostigar al orden y la ley, sino un continuo querellante, es decir, alguien que en cada momento asumía el riesgo de su propia destrucción, el riesgo del castigo, y que miraba de frente a la muerte, entendida ésta como el grito de su deseo, en los dos sentidos del término: el riesgo como lo que da valor al deseo y al mismo tiempo como lo que hay que pagar por el deseo. Es por eso que, acerca de su muerte, pienso que fue lo más significativo y ejemplar de toda su vida.

Sigue leyendo “Pier Paolo Pasolini o el sombrío discurso de la perversión”